• Universidad Alfonso Reyes
  • Universidad Alfonso Reyes
  • Universidad Alfonso Reyes

El concepto de cultura desde el enfoque estructuralista de Saussure y Leví-Strauss

06 de Junio de 2012

UNIVERSIDAD ALFONSO REYES

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN

EL CONCEPTO DE CULTURA DESDE EL ENFOQUE ESTRUCTURALISTA DE SAUSSURE Y LEVÍ-STRAUSS

DON ALFONSO

REYES OCHOA

 

JAQUELINE JANET GONZÁLEZ BETANCOURT

 

Abstract.

 

En este breve escrito se explicará el concepto de cultura desde el enfoque estructuralista. De entre los presentados en la unidad 2 de la asignatura Cultura y Vida Comunitaria, se ha considerado esta corriente por dos razones: en primer lugar, por la cercanía de los conocimientos previos de un servidor en cuanto a la lengua y, específicamente, de la teoría del signo lingüístico de Saussure; por otro lado, la perspectiva antropológica que, como una rama del estudio social, presenta implicaciones del ser humano en su papel en la sociedad. Se da primordial énfasis al papel de la lingüística como transmisora de la cultura, y deja una reflexión al lector sobre la importancia de un uso responsable de la misma.

 

En mi periodo estudiantil, asistí a una conferencia llamada “Pragmática de la Comunicación”, impartida por el Dr. Ernesto Rocha Ortiz. En uno de los apartados hacía alusión a una frase en latín que aparece en el logotipo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL “In principio erat Verbum”. Al cuestionar a los alumnos si conocían el origen de esa frase, comenté que aparecía en el Evangelio de Juan, capítulo 1, versículo 1: “En el principio era el verbo…”; posteriormente, hizo alusión a las ocasiones en que la palabra “Verbum” aparecía en las Sagradas Escrituras, identificando a la palabra como un ente con poder creador y, en ocasiones, destructor.

 

La cátedra finalizó con una reflexión sobre el impacto que tienen las palabras en la vida del ser humano: se ha oído decir que una palabra puede herir más que una agresión física, pero también que es usada como un principio hegemónico, que se percibe en los mandos políticos, en las instituciones y, de una manera muy próxima, en la familia.

 

Para contextualizar estas ideas con el desarrollo de este tema, partiremos con los postulados que han sido proporcionados en los materiales de estudio de la asignatura:

 

Definición Estructuralista: Ferdinand de Saussure (1857-1913) y Claude Lévi-Strauss (1908-2009). De acuerdo a esta teoría, la mente de los humanos establece conjuntos clasificatorios que se convierten en símbolos. Por ejemplo, la lengua es un sistema de signos los cuales son decodificados e identificados oralmente por otras personas que identifican los mismos signos convencionales. Lévi-Strauss definió en su Antropología estructural las relaciones entre los signos y los símbolos del sistema y su función en la sociedad, por lo cual la cultura es un mensaje que puede ser decodificado por el grupo social. Sin embargo, recurren al relativismo al afirmar que no todas las sociedades tienen las mismas representaciones simbólicas, y utiliza como ejemplo que mientras que para las sociedades “primitivas” consideran a los sistemas de conocimiento como magia, las “civilizadas” lo llaman ciencia.

 

En primera instancia, habría que comprender qué es lo que se entiende como “conjuntos clasificatorios”. El lenguaje, según Saussure, es un conjunto de signos articulados por los cuales se comunican las personas. Este conjunto de signos se articula de manera que, de manera secuencial, significan una realidad material o abstracta. Es así, como el lenguaje se considera el principal transmisor de la cultura, al comunicar conceptos como arte, tradiciones y valores con un lenguaje oral, escrito o gráfico.

 

Ahora bien, el signo no es precisamente una palabra: de acuerdo con la Real Academia Española, el signo es un “objeto, fenómeno o acción material que, por naturaleza o convención, representa o sustituye a otro.”  Es así como el signo puede ser una imagen, una melodía o un conjunto de letras que, entrelazadas, tienen una significación para el receptor.

 

Sin querer ahondar mucho en los estudios lingüísticos de Saussure, me remito a la relación que existe entre el lenguaje y la cultura. ¿Cómo puede ser la cultura vista desde el enfoque lingüístico de Saussure? Si se considera nuevamente a la Real Academia Española, encontramos que cultura se refiere a un “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.” Cada uno de estos elementos es transmitido, incluso desde el seno familiar, con una serie de lenguajes orales, escritos o mímicos.

 

El grado de adhesión a esta cultura transmitida nos integra o segrega del grupo social, el mismo uso del lenguaje es factor de “clasificación” social. Es así como en los pueblos y naciones la cultura prevalece gracias a vestigios (signos) de nuestros ancestros, sufriendo modificaciones a través del tiempo y por factores internos y externos.

 

La riqueza cultural de nuestra Tierra se refleja también gracias al lenguaje: quizá actualmente algunas manifestaciones culturales (vestido, gastronomía o tradiciones) han sufrido los atentados de la globalización y la lucha por una cultura mundial, pero el lenguaje se salva a sí mismo gracias a su esencia plasmada en los regionalismos, que no son más que distintas acepciones de una misma realidad. Existen algunos muy sonados en nuestra lengua castellana, sobre todo entre países del continente americano, que difícilmente cederían a una transformación tan radical como la que ha sufrido cualquier otro aspecto cultural.

 

En un mundo donde la información juega un papel esencial, el dominio del lenguaje se enriquece gracias al contacto con filosofías distantes en espacio y tiempo. Ese conocimiento creciente hace que identifiquemos a las “personas cultas”, que evidencian su in – formación (sic) gracias al lenguaje: es así como la hegemonía se hace presente de acuerdo a lo que diría Chomsky, el conocimiento da poder a quien lo posee.

 

Ahora bien, vale la pena mencionar la forma en la que la cultura dominante controla nuestra forma de pensar y actuar, todo a través del lenguaje. En el seno materno, las permisiones y restricciones son lo que dirigen nuestras acciones y crean en la mente la idea de lo “correcto” y lo “incorrecto”. Maduro ya nuestro sistema de conceptualización, surgen esos “conceptos” de la realidad próxima y lejana.

 

En el aspecto social, son bien conocidos los prejuicios que se preservan gracias al lenguaje. Términos como “codo”, “joto”, “zorra”, “loca” (que bien pueden ser catalogados como regionalismos, barbarismos o accidentes del lenguaje) reflejan una herencia cultural hacia las personas que poseen ciertas características, costumbres o ideologías, una manera de pensar y criticar a dichas personas y hasta la manera en la que nos comportamos hacia ellas. Un ejemplo clásico en nuestro país es el machismo que, aún en la era moderna, se hace presente con percepciones de lo que deben ser y hacer una mujer y un hombre.

 

En conclusión, el lenguaje es un factor primordial para conceptualizar el término “cultura” y todo lo que encierra; es el canal de transmisión, inculturación y difusión de creencias, ideas y costumbres, pero a la vez es un arma de doble filo, que si no es usada con responsabilidad, puede encerrarnos en un mundo injusto, cruel y despiadado donde lo “normal” es discriminar con simples palabras a aquellos que no se ajustan al estándar que se nos ha enseñado.


 

FUENTES DE CONSULTA

 

·         Diccionario de la Real Academia Española. Referencia Electrónica: http://www.rae.es

·         Escuela Superior Abierta y a Distancia. Programa de la Asignatura Cultura y Vida Comunitaria. México, 2010.

·         Harris, Marvin. Antropología Cultural. Alianza Editorial. España, 2001.

·         Ornelas, Carlos. El Sistema Educativo Mexicano. La transición de fin de siglo. Fondo de Cultura Económica. México, 2007.

·         Rocha, Ernesto. Pragmática de la Comunicación. Ediciones Arbor. México, 2000.

·         Santos Caicedo, Doris Adriana. Un análisis paradigmático de los aportes de F. de Saussure y N. Chomsky  al campo de los estudios del lenguaje. Referencia electrónica: http://132.248.9.1:8991/hevila/Formayfuncion/2005/no18/9.pdf consultada el 24 de enero de 2012.

·         Saussure, Ferdinand de. Curso de Lingüística General. Editorial Losada. Argentina, 1945.

 

universidad monterrey

universidad-mexico

escuelasmonterrey



Escuela Superior Abierta y a Distancia. Programa de la Asignatura Cultura y Vida Comunitaria. México, 2010. Pág. 33

Diccionario de la Real Academia Española. Referencia electrónica: http://www.rae.es consultada el 23 de enero de 2012.